Page 79

77

ubicada en el agua, inevitablemente se pudrió y tuvo que ser removida en el año 2006, dejando el Lago 9 intacto. El Parque alcanza a cumplir 40 años, con muchas deficiencias, entre las que destaca la pérdida de colecciones botánicas, pero afortunadamente sin graves alteraciones en su estructura física, y aquí hay que reconocer la valiosa labor que llevaron a cabo los profesionales y especialistas formados en INPARQUES que lograron contener proyectos que pretendieron utilizar el Parque como un “terreno”. Proyectos que, como sigue sucediendo normalmente vienen de las llamadas “esferas del poder”. La excepción que confirma la regla fue la iniciativa de la Primera dama Alicia Pietri de Caldera al solicitar la “protección de la Nao Santa María” al Instituto de Patrimonio Cultural, la cual se hizo extensiva al Paisajismo del Parque resultando su Declaratoria como Bien Cultural en el año 1998. Esta nueva condición exigió la creación de una instancia de consulta para la protección de los valores patrimoniales existentes en el Parque. En el año 2002 se crea una Comisión Asesora, Comité de Rehabilitación,integrado por paisajistas, botánicos y zoólogos que trabajaron con Burle Marx, Fernando Tabora, John Stoddart, Leandro Aristiguieta y Pedro Trebbau; Diana de Fernández de la Sociedad de Arquitectos Paisajistas, representantes de INPARQUES y del Instituto de Patrimonio Cultural. El comité se plantea como temas prioritarios: 1) Intervenciones de recuperación (comenzando por el Jardín Xerofito), asesoría de propuestas de intervención en el área de los estacionamientos y de inclusión de nuevos elementos (bebederos). 2) Documentar el proyecto original, concepto y criterios de diseño. 3) Identificación de los principales problemas y alternativas de solución. 4) Necesidad de elaborar el Plan de Administración Manejo y Gestión del Parque exigido dentro del marco legal vigente en INPARQUES, el cual elabora el Instituto y debe aprobar el Ministerio del Ambiente. Este plan contiene las “reglas de juego” que regirán la administración y funcionamiento del parque y por ende regulará las actividades de todos los actores, públicos y privados

que participan y cooperan en el quehacer del parque. En 2003, con el financiamiento del Banco Mundial, se contrata el Plan de Desarrollo, Administración y Manejo (PDAM) del Parque a cargo de la arquitecta María Eugenia Bacci, experta en conservación y rehabilitación de monumentos; la arquitecta Diana de Fernández, asesora del “Proyecto de Reacondicionamiento, Recuperación y Mantenimiento de las Áreas Verdes” realizado en 1997, trabajo de gran importancia porque se hizo el levantamiento de la flora del Parque. El único precedente en este tema era el levantamiento de árboles y palmas realizado por el botánico Henry Debrot en 1985. El Comité lamentablemente deja de funcionar y el Plan de Desarrollo, Administración y Manejo del Parque queda engavetado en INPARQUES e ignorado por el Ministerio del Ambiente, desperdiciándose así una oportunidad única de garantizar la recuperación y permanencia del Parque a través de este instrumento. En el año 2006, surge una propuesta cuya agresividad no tiene precedentes, el proyecto barco-museo Leander. Sus 4.000 m2 de construcción subterránea y la imposición de una nueva réplica de 32 m. transgrede la función, diseño físico y contorno espacial del Lago 9. Este proyecto no encontró barrera de contención dentro de las Instituciones responsables de proteger el Parque, pero sí un avasallador rechazo de parte de los usuarios, sus dolientes más cercanos, quienes, mas allá del tema de conservación patrimonial, se indignaron ante la falta de sentido común, ética y visión que implica la asignación de montos millonarios a una obra nueva y ajena, en un momento en que el Parque enfrentaba una de sus peores situaciones de deterioro. No tardaron en sumarse a un rechazo unánime profesionales, gremios, fundaciones, organizaciones y universidades. Todas éstas instituciones conscientes del valor del Parque como paradigma del paisajismo del siglo XX y como obra más importante de Burle Marx fuera de Brasil. Rechazo que se expresó a través de decenas de pronunciamientos, actividades de calle, conferencias, participación en los medios de comunicación y acciones legales de parte de un Comité

Profile for Colegio de Arquitectos de Venezuela

Revista CAV No. 57  

Revista oficial del Colegio de Arquitectos de Venezuela, Número 58. El Colegio de Arquitectos de Venezuela y sus filiales en todo el país, t...

Revista CAV No. 57  

Revista oficial del Colegio de Arquitectos de Venezuela, Número 58. El Colegio de Arquitectos de Venezuela y sus filiales en todo el país, t...

Advertisement