Page 14

12

Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano CANIA

CANIA

Páginas anteriores

Página siguiente

Biblioteca de IVIC

CANIA

con satisfacción que fue una escuela particular para él. En aquel momento, el Ministerio de Educación le dio total libertad, pero advirtiéndole que no podía incluir aire acondicionado ni otros elementos que requiriesen electricidad como escaleras mecánicas o ascensores. Tenía que ser natural, lo más económico posible ya que el Gobierno no tenía dinero. Esas limitaciones se convirtieron en oportunidad de creación. “Aprendí muchísimo con ese proyecto”, confiesa el arquitecto, quien adaptó la estructura a las características del clima y la zona. Sin ventanas ni puertas, resultó una obra destacada a bajo presupuesto para aquel entonces. Una de las obras emblemáticas de la capital es el edificio del Ateneo de Caracas, en Los Caobos, diseñado especialmente por Legórburu para esta institución en 1974 (encargada por el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez), y finalmente construido en 1983. Luego de su desalojo en 2010 por parte del actual gobierno, la sede es hoy ocupada por la Universidad de las Artes, Uneartes. El Ateneo de Caracas condensa dos obsesiones de Legórburu: la arquitectura tropical y la permanencia en el tiempo. “El mantenimiento es un factor constructivo importante, que comienza a inquietarme desde muy joven cuando viajé a Europa y conocí tantos edificios históricos. Por eso se me ocurrió usar bloques de concreto para los exteriores tanto en este caso como tam-

bién en el del Politécnico de Barquisimeto. La gran ventaja es que crea millones de celdas de sombras. La incidencia del sol sobre la pared y el calor es menor que si tuviera una pared lisa. Además, resulta más económico por ser un material resistente”.

Arquitecto tropical Una de las inclinaciones cardinales de Legórburu ha sido la arquitectura tropical, que ha tenido oportunidad de desarrollar en algunos momentos de su carrera. “Cuando veo proyectos de edificios con ventanas pegadas a fachadas lisas, orientadas de manera que les pegue todo el sol, te das cuenta que el autor no tiene idea de dónde está viviendo. Si en la universidad me presentaban algo así, estaban raspados”, puntualiza. Para Legórburu, el grave problema de la arquitectura es que no hay conciencia del lugar donde se desarrolla. “Me indigna, no puedo aceptarlo. Conocer el clima y la geografía es fundamental. Villanueva siempre nos preguntaba, ¿dónde está tu norte? Fue el primero que planteó la adaptación de la arquitectura al trópico. También Tomás Sanabria, mi excelso profesor y buen amigo. Teníamos casi la misma edad”. El arquitecto invita a pasar por urbanizaciones como El Rosal o Campo Alegre, por ejemplo, para constatar si muchos edificios toman en cuenta la tropicalidad. “Hay estructuras horrendas, copias de modelos extranjeros, reflectores del sol que gastan

Profile for Colegio de Arquitectos de Venezuela

Revista CAV No. 57  

Revista oficial del Colegio de Arquitectos de Venezuela, Número 58. El Colegio de Arquitectos de Venezuela y sus filiales en todo el país, t...

Revista CAV No. 57  

Revista oficial del Colegio de Arquitectos de Venezuela, Número 58. El Colegio de Arquitectos de Venezuela y sus filiales en todo el país, t...

Advertisement