Page 34

Recuperando la casa nos dimos a la tarea de reestructurar la ANUC departamental, convocamos a una asamblea y conformamos la junta departamental. Una vez recuperada la organización citamos a la Central de Inversiones SA - CISA con la que se inició un proceso de negociación que duró varios meses, llegando al acuerdo que los parceleros no pagarían intereses y solo pagarían el 20% del capital de la deuda, esta lucha por la defensa de las parcelas tuvo repercusiones en todo el país.

de las parcelas como beneficiarios de la reforma agraria, la integración de los campesinos a su organización era mínima, la comunidad estaba todavía muy golpeada sicológicamente por el terror paramilitar, fue un tiempo de búsqueda de estrategias y de fortalecimiento organizativo, los pocos dirigentes que quedábamos no perdíamos la esperanza, seguimos durante años en relación y comunicación constante con muchos compañeros de base de los diferentes municipios.

En la medida en que desarrollamos la lucha contra el CISA, nos dimos a la tarea de buscar el contacto con la ANUC Nacional en Bogotá. Para nosotros significó una victoria el hecho de que la ANUC aún

En nuestro departamento los campesinos atraviesan por una profunda crisis económica y una presión de sometimiento en sus territorios. La presencia paramilitar en el Cauca continúa financiada por el narcotráfico y las multinacionales. Al norte del cauca los cañeros avanzan con el desierto de la caña con un área aproximada de 35.000 has sembradas, despojando a negros, indígenas, campesinos y sometiendo a miles de jornaleros agrícolas, a unas condiciones de hambre y miseria con una paupérrima contratación laboral. En el centro del departamento las mejores tierras se encuentran tomadas por Smurfit Cartón de Colombia, una multinacional maderera que va transformando el territorio en un desierto de pino con unas 25.000 has sembradas, despojando a los campesinos de sus tierras. En el sur y el occidente, las multinacionales mineras en su sed de oro y petróleo, van destruyendo el territorio y el medio ambiente con sus grandes parques de maquinaria. Más de 94.000 familias que viven del café en el departamento del Cauca, pasan por una crisis debido a la inestabilidad de los precios, y los altos costos de los insumos no permiten que los campesinos recuperen los costos de producción. Por otra parte, los pueblos indígenas y su dirigencia, han venido desarrollando una estrategia de expansión territorial, posesionándose en territorios campesinos, agudizando los conflictos intersectoriales por tierra y territorio.

existiera, a pesar de la guerra que los paramilitares habían ejercido en contra de la organización. De ahí en adelante hicimos todo lo posible por acercarnos e integrarnos a la ANUC nacional. En este camino tuvimos algunas dificultades, como la ocurrida en el marco de un evento de socialización del convenio vereda – empresa, en donde algunos compañeros nos señalaron de guerrilleros e intrigaron a la junta directiva en contra nuestra. Esto fue muy duro para nosotros, ya que en nuestro departamento del Cauca, quienes nos perseguían como “roba tierras” y “guerrilleros” eran los paramilitares, ahora teníamos que vivir esta situación en nuestra propia organización. Nosotros entramos a la oficina del presidente e hicimos todos los descargos y con argumentos fuimos demoliendo cada una de la intrigas hasta aclarar la situación. Luego de conformar la junta departamental recuperamos las municipales, trabajamos mucho tiempo en esta labor, porque a pesar que terminábamos de realizar una lucha por la defensa

32

ECONOMÍA CAMPESINA | ED. 02

Estas problemáticas despertaron a los campesinos, quienes generaron iniciativas y crearon espacios organizativos para defender sus derechos y resistir en el territorio; una iniciativa fue hacer ante el gobierno y el INCODER una petición de tierra para trabajar, en la cual se obtuvo una respuesta negativa, ya que para el gobierno y el INCODER, la ANUC estaba completamente invisibilizada, cuando los compañeros iban a hacer las peticiones, la institucionalidad les respondía “la ANUC no existe, no tiene recursos, si quieren tierra tienen que afiliarse a otras organizaciones campesinas que poseen recursos”. Esto generó mucha indignación en todos los compañeros de la organización y nos obligó a promover la movilización social para confrontar al

Rv economiacampesina ed02 m  

La revista del campo Colombiano

Rv economiacampesina ed02 m  

La revista del campo Colombiano

Advertisement