Page 34

ANUC

REFORMA TRIBUTARIA,

democracia local y el campesinado

Alfonso Cuéllar SolanoI* Hace 200 años se habla de reformas tributarias, pero, en ninguna trata el tema de los impuestos relacionados con las localidades, esto es, el catastro base sobre la cual se aplica la tarifa del impuesto predial y columna vertebral de los recursos con que cuenta el municipio para sus planes de inversión y desarrollo. Parece ser un tabú intocable y en la situación presente demuestra la falta de compromiso real del gobierno para con la democracia y la paz territorial, habida cuenta que en las regiones es donde las reformas y los recursos deben empoderar a los ciudadanos para superar el sistema de atraso político y económico que padece el municipio, la sociedad local y en particular los campesinos mayoría poblacional en unos 800 municipios del país. ¿Por qué, en 200 años no se ha creado un sistema equitativo de impuesto predial? Esto es, que el que más tiene más pague. El secreto está en que a nivel municipal se ha creado un sistema político en que caciques, gamonales, politiqueros y terratenientes ganaderosII que reparten el presupuesto a cambio de votos con lo que manipulan los Concejos Municipales para que los avalúos catastrales sean irrisorios y el impuesto predial esté por debajo del I Consultor y miembro del Comité Político de la Anuc. II Rafael Gutiérrez Girardot, “Estratificación social, cultura y violencia en Colombia”, Estudios Sociales, No. 7, 2003.

34

mínimo que estipula la ley y nunca esté actualizado. Paradójico, pero tienen de su lado al campesinado al que le han inculcado una cultura del no pago de impuestos sobre la propiedad porque ese dinero lo roban los corruptos. Al respecto, una sociedad moderna no es porque el catastro se elabore con sofisticadas técnicas. No, es moderno, porque existe la cultura cívica de que todos debemos pagar algo de impuestos, supervigilar la inversión, porque no existirá adelanto si los recursos dependen de las transferencias que hace el gobierno nacional. Los ejemplos siguientes lo confirman: en 2005 la Guajira pago 25 millones de pesos en predial sobre 145.000 hectáreas; Atlántico $60 millones por 46.000 hectáreas; Bolívar $128 millones por 510.000 hectáreas; Cesar $232 millones sobre 206.000 hectáreas; Sucre $ 371 millones entre 264.000 hectáreas y Magdalena $ 370 millones en 470.000 hectáreas. Mientras en Caldas y Cundinamarca pagan un impuesto por hectárea de $472 y $1067, los departamentos ganaderos de la costa Caribe el impuesto apenas es entre $80 y $250. Es decir, el impuesto que se recauda no alcanza para pagar el costo de su recolección.

Gran propiedad, tributación y desarrollo El sistema moderno de impuestos tiene una compensación en la representación política. En Colombia la gran propiedad paga muy poco o casi nada. Sin embargo, no de derecho sino de hecho ejercen el poder político a su arbitrio sin permitir la entrada de ninguna fuerza política nueva. Cuando esta surge y no la pueden controlar, utilizan la violencia para exterminarla. La Ley 34 de 1920 definió una tarifa máxima del 2 por mil de impuesto predial que luego se incrementó en dos puntos veinte años después. Ana María Iregui en investigación del Banco de la RepúblicaIII encontró que en Sucre hay municipios que recaudan menos de cinco mil pesos por predial. La Misión de Finanzas Intergubernamentales de 1981 encontró una serie de problemas relacionados con el predial como “deficiencias en la administración de los cobros, la desactualización de los avalúos y el gran número de exenciones”, de manera que, “la tarifa promedio efectiva se estimó en 2,6 por mil frente III Ana María Iregui et al. (2004) “El impuesto predial en Colombia: evolución reciente, comportamiento de las tarifas y potencial de recaudo”, Ensayos sobre Política Económica, Banco de la República.

Profile for Rafael Luna

Rev economiacampesina ed02jul 2016 m  

Economía Campesina Anuc

Rev economiacampesina ed02jul 2016 m  

Economía Campesina Anuc

Profile for raluna
Advertisement