Page 12

ANUC en proceso de reparación colectiva; conexo mediante el uso de la violencia armada, el despojo igual supera las seis (6) millones de hectáreas de tierra despojada a los campesinos, como medida de reparación, el gobierno se mueve con dos instrumentos principales: la acción de reparación a víctimas que no ha alcanzado la satisfacción por lenta e ineficiente según las víctimas y la restitución de tierras, que tratándose de instrumentos jurídicos y una experiencia nueva, se adecúa en el camino, que asociado a los limitados recursos económicos a resultado compleja en su aplicación, además abordar situaciones como los segundos ocupantes de buena fe a quienes se debe garantizar sus derechos y al lado la oposición política de algunos despojadores que se organizan para no entregar lo apropiado ilegalmente, cuya resistencia incluye todo tipo de uso de violencia contra los reclamantes de derechos. Segundo instrumento, que representa la movida más audaz del gobierno, reconocer la existencia del conflicto armado interno y adoptar como camino para llegar a la paz la negociación con las FARC y sentarse a la mesa con el ELN. En los avanzados acuerdos con las FARC, se ha incluido el de la Reforma Rural Integral (RRI), que sin conocer sus alcances, se entendería como un compromiso ético y político del gobierno para responder al campesinado y sus organizaciones, con la deuda histórica de una reforma agraria integral y democrática que implique factores redistributivos de la tierra y el acceso a los medios de producción en condiciones de oportunidades y condiciones necesarias, que esperamos esté vigente en los compromisos que se deben cumplir. Igualmente están allí, los puntos de apertura democrática y la participación constituyen asuntos fundamentales para los campesinos. Nos veríamos actuando en un nuevo campo, sin actores armados ilegales cruzados en los caminos, que infiltran las organizaciones y sin ese grado de estigmatización usada hoy contra la organización y la movilización campesina, escenario donde la movilización será política y ciudadana convertida en el medio más eficaz para hacer efectivas la

reivindicación de sus pobladores. En este contexto regional y local de la posibilidad de la participación campesina para la democracia, el desarrollo y la construcción de paz desde el territorio, debe centrarse la atención de la organización, pues sin duda estos factores constituyen los referentes principales de formación y se convierten en los retos de la nueva escuela de formación para la participación campesina.

En este contexto las acciones de formación que se realice por instituciones idóneas, reconocidas y legitimadas por las comunidades son instrumentos necesarios, en este caso se requiere que se dé un reconocimiento legal e institucional a este trabajo (por auto especial en el marco de la reparación colectiva), para que sea reconocido en lo que hacemos hasta un nivel técnico y de formación de competencias para el trabajo, para no duplicar acciones con la institucionalidad. Durante más de 10 años desarrollamos en convenios trabajo para el SENA, que el SENA califica y certifica como propio, pero ENFOCA no puede certificar directamente porque no ha obtenido una certificación como entidad de formación y no se ha obtenido porque la exigencia institucional para certificar no reconoce la diferencia y características especiales de programas como este.

UN MODELO EXITOSO DE FORMACIÓN CAMPESINA Este modelo de escuela está correlacionado con el origen de la ANUC, al asumir la formación y la capacitación como condición para contribuir en formación de una nueva mentalidad del campesinado a partir de estar más informado, en consecuencia, participativo, consciente de sus responsabilidades y de los factores de entorno que inciden en su situación. Es un modelo que evoluciona de acuerdo con las condiciones: Un primer momento su estructura fueron comités de educación en los departamentos y municipios, integrados con los líderes

12

más adelantados, acompañados de formadores populares y estudiantes de universidades, estas instancias fueron desestimadas porque al manejar una mayor información que los directivos de las Anuc locales eran suplantadas por ellos y afectaba la estructura de la organización. Luego la escuela nacional de formación de líderes que funcionó en Tuluá Valle, allí acudían líderes de todo el país a procesos de formación política y social con duración entre tres y seis meses, escuela que se debió cerrar por falta de financiación y violencia contra los dirigentes.

Profile for Rafael Luna

Rev economiacampesina ed02jul 2016 m  

Economía Campesina Anuc

Rev economiacampesina ed02jul 2016 m  

Economía Campesina Anuc

Profile for raluna
Advertisement