Page 13

humano de las Naciones Unidas. Es por ello que Un proyecto de ley de desarrollo rural como el que se va a tramitar en Colombia, necesariamente se debe orientar a modificar la estructura de tenencia y propiedad de la tierra. Es decir hacer la reforma agraria que históricamente se le ha negado, no solo a los campesinos, sino al desarrollo del campo y la economía nacional. Otro componente de la política tiene que ver con el saneamiento de la propiedad rural como instrumento de reincorporación de las tierras de los campesinos al mercado y a través de este, el acceso al capital vía crédito para el desarrollo de la actividad productiva y el crecimiento económico. Pero la tierra sola no garantiza desarrollo rural, sino que es necesario tener en cuenta y planear a partir de los demás factores de producción como Agua, Capital, Tecnología, Conocimiento y Recurso humano y adicionalmente los servicios básicos de salud, educación, vivienda, temas sobre los cuales la ANUC ha venido haciendo propuestas y espera contar con los espacios de discusión requeridos tanto con el gobierno como en las respectivas comisiones y plenarias del congreso de la república.

Institucional El salto es posible

La revisión histórica y el análisis de las diferentes etapas que caracterizan la existencia institucional de la ANUC, quedan para sus más fieles dirigentes (antiguos y jóvenes) y para los expertos en el complejo tema del campo. El reciente Informe de Desarrollo Humano nos coloca frente a realidades ineludibles: la tercera parte de los colombianos es población rural, es decir, unos quince millones de connacionales, frente a cálculos inmediatamente anteriores que nos situaban en cifras del orden de once millones. La discusión por esta diferencia sería irrelevante si no estuvieran acumulados en el campo colombiano muchos males, que se reflejan en estadísticas de constante preocupación en temas de pobreza, miseria, educación, salud y vivienda, carencia de vías terciarias, desastres naturales, violencia intrafamiliar, despojos, depredación de recursos naturales, invasión de espacios críticos para la biodiversidad y varios otros que, a su vez, podrían significar en pocos años la profundización de la pobreza, el incremento ofensivo e inhumano de la brecha entre ricos y pobres, entre campo y ciudad y el deterioro cabalgante, absurdo e irreversible de bondades naturales como la pérdida de más corrientes de agua, acelerada potrerización de páramos y extinción de especies. 13

Profile for Rafael Luna

economia campesina  

revista campesina

economia campesina  

revista campesina

Profile for raluna
Advertisement