Page 11

(famiempleos, pero son empleos) que en total representan al menos 3.000.000 de puestos de trabajo, pues de no existir, serían 3 millones mas de desempleados. Pero adicionalmente la economía campesina dinamiza o jalona a otros sectores económicos, pues ello ocurre cuando consume los miles de toneladas anuales de fertilizantes, insecticidas, fungicidas, semillas y otros insumos para la producción; cuando de la misma forma demanda crédito y paga intereses para rentabilidad del sector financiero; cuando demanda, requiere y paga servicios de transporte, usa servicios públicos, vende excedentes al comercio regional, nacional y del exterior y paga impuestos; pero lo mas importante, produce la comida que con la que se alimenta y se nutre el pueblo colombiano; es decir hace el mayor aporte a la seguridad alimentaria nacional. Por eso no puede existir duda que los campesinos no solo somos un sector social, desatendido, ignorado y hasta estigmatizado; vulnerable y todo; sino que también es un sector económico muy importante que debe ser reconocido como tal por la legislación, la normatividad, las políticas públicas y los planes de desarrollo, los cuales deben interpretar la realidad de la producción a pequeña escala, de carencia de capital, de asistencia técnica, de canales adecuados de comercialización y lo fundamental, de la tierra incluida la disponibilidad de agua e infraestructura predial, características que son propias de la economía campesina y por tanto diferenciadoras de la llamada agricultura o ganadería comercial. El texto del proyecto de ley que nos ha dado a conocer el ministerio; contrario al anterior planteamiento prácticamente suprime en su articulado la expresión “campesinos” y es lo que ANUC quiere reivindicar con esta propuesta, razón por la cual consideramos dos alternativas: 1. la primera que se incluya en el proyecto de ley un capítulo denominado “De la Economía Campesina” donde se recojan las diversas propuestas de reconocimiento e inclusión de este sector; sin embargo, esta figura podría generar condiciones de exclusión de otros sectores e incluso de los mismos campesinos en determinados programas. 2. La otra alternativa, que es la que finalmente proponemos sea incluida en el proyecto de ley, es agregar a lo largo del articulado algunos principios y citas específicas que reconozcan e incluyan a la economía campesina como sujeto de los alcances legislativos. Principios para el desarrollo rural con enfoque territorial. En el anterior contexto, la ANUC llama la atención del gobierno nacional y del congreso de la república, para que sin recato o temor de ninguna naturaleza, permitan que la ley de tierras y desarrollo rural, de una vez por todas reconozca y haga visible la existencia de la economía campesina, valore sus aportes al desarrollo nacional y fije los derroteros legislativos de un apolítica publica de reconocimiento e inclusión de este sector. Un primer paso debe darse al incorporar en proyecto que se anuncia presentar al congreso en la siguiente legislatura, como principio para el desarrollo rural con enfoque territorial el siguiente: “Economía campesina: Para los efectos de la presente ley, se entiende por economía campesina el territorio, el conjunto de los demás bienes materiales e inmateriales, los recursos humanos, los valores culturales y demás elementos con asiento en áreas rurales, que teniendo la condición de pequeños o medianos productores se dedican a actividades agropecuarias, agroindustriales, pesqueras, forestales, agro turísticas, eco turísticas, ambientales, artesanales, y otras afines o complementarias.”

11

Profile for Rafael Luna

economia campesina  

revista campesina

economia campesina  

revista campesina

Profile for raluna
Advertisement