Page 242

EL LIBRO BLANCO DE SAN LA MUERTE

LOS ACEITES ESENCIALES Los aceites esenciales no deben ser utilizados puros, porque son altamente concentrados; el sándalo y el patchouli son aceites muy pesados que no funcionan bien en las lámparas aromatizadoras y difusores debido a su evaporación es muy lenta. Si utilizamos quemadores, debemos llenar la vasija del quemador con agua pura y agregar unas gotas del aceite o mezcla de aceites seleccionados. Para ungir las velas con aceites esenciales utilizaremos una base de cualquier aceite vegetal (oliva, almendra, girasol, jojoba, sésamo, palma, almendra, cártamo, avellana), al que añadiremos unas gotas de la esencia o esencias que vayamos a emplear. Los aceites esenciales no deben ser ingeridos bajo ningún concepto sin prescripción. A veces se emplean dentro de un marco terapéutico, con supervisión y las debidas indicaciones de tipos, cantidades y disoluciones. Para obtener baños terapéuticos, se añaden un par de gotas al agua de la bañera. También se utilizan en la elaboración de cremas de masaje y aceites corporales. Benjui: Revitaliza, aumenta la energía del cuerpo y estimula la mente. Canela: Estimula la acción, da energía y despierta emociones fuertes, por lo que su uso se restringe a lugares activos como las salas de estar. Cardomomo: Clarifica la mente, estimula el apetito y despierta los deseos sexuales. Cedro: Es un calmante con cualidades espirituales, que se emplea cuando se precisa concentración y calmar los nervios, muy adecuado para el dormitorio. Cipres: Armonizador de energías, suaviza la respiración y aporta consuelo. Se considera protector de algunos animales domésticos e incluso se cree que ahuyenta las pulgas en los perros.

EL MAGO BLANCO

242

Profile for Master De Luz

El Libro Blanco De San La Muerte  

Manual De Alta Magia

El Libro Blanco De San La Muerte  

Manual De Alta Magia

Advertisement