Page 11

entrevista adelaida monguillot*

el naán Código de Barros Un grupo de músicos que recupera la esencia y le encuentra sentido a lo ancestral para integrarlo a la vida actual. El Naán no sólo crea música sino que reinstala la vida en el Barrio de Abajo, un pueblo que se derrumba como tantos otros en el interior de la península ibérica. El Naán ha venido a contarnos una nueva historia “que es la de siempre. Un código nuevo y viejo. Un código de barros”. Durante su presentación en Sand Films Studios de Londres, Adelaida Monguillot habló con Héctor Castrillejo, la persona que lleva la parte poética de este proyecto de vida que va a su propio ritmo, que “se cocina a fuego lento” como dice él mismo y surge desde la propia verdad y compromiso con la tradición.

Su disco Código de Barros (2014), auto producido por una campaña de crowdfunding o micro mecenazgo está inspirado en un territorio concreto: el Barrio de Abajo de Tabanera de Cerrato (Palencia), un pueblo que sufre del “lento y misterioso derrumbe que es la despoblación” como la mayoría de los pueblos del centro de la península ibérica. “De setecientos cincuenta habitantes en el año 1950 pasó a tener sólo cuarenta”, remarca Héctor. “Hasta el espacio físico ha ido desapareciendo, porque vivimos en una especie de ruina de barro que se va deshaciendo poco a poco”. Con un primer disco bajo el brazo y también auto producido titulado De Babel a Ítaca (2009), Héctor y Carlos Herrero, —el cantante, quien además toca una variedad de instrumentos—, construyeron con sus propias manos las casas en las que viven en el Barrio de Abajo. Casas hechas quizás de la misma materia profunda y pasajera que la música. “Es un territorio conceptual y poéticamente espectacular”, dice Héctor animado. “Y tirando de ese hilo, de esa metáfora, ha salido todo: la música, las melodías, los textos, las letras, la imagen”. Efectivamente, el disco que financió un grupo de 106 mecenas cuenta con una gráfica que nos transporta a ese paisaje de adobe, “sin aristas, que desaparece en silencio”. Y agrega, “los que comenzamos El Naán fuimos Carlos Herrero, Adal Pumarabín y yo. Luego se sumaron María Alba, César Tejero, César Diez y Javier Mediavilla”. La presentación en vivo también cumple el cometido de transportarnos no sólo al “Cerrato” sino a otras épocas, a otras culturas, a otras formas de vida, a un eco-sistema equilibrado donde el tiempo es un tesoro que hay que proteger para que la vida se desarrolle de manera orgánica y natural.

“Cuando vas a una velocidad muy rápida te pierdes muchas cosas que suceden a una velocidad mucho más lenta” latundra.com

11

Profile for La Tundra Revista

La Tundra - Issue 20  

Música, origen e identidad: Entrevistas Lila Downs, El Naán y músicos iberoamericanos de EXIB Música 2016. Discos: Zaira Franco, Hoop!, Serg...

La Tundra - Issue 20  

Música, origen e identidad: Entrevistas Lila Downs, El Naán y músicos iberoamericanos de EXIB Música 2016. Discos: Zaira Franco, Hoop!, Serg...

Profile for latundra
Advertisement