Page 37

SOCIEDAD

LA JORNADA 2 de enero de 2019

PRESUPUESTO DE EGRESOS DE LA FEDERACIÓN

Sólo 26.9 millones de pesos de aumento a centros del Conacyt Se apoyarán proyectos en los que se vinculen entre sí y con empresas LAURA POY SOLANO

Considerados como la segunda fuerza de investigación nacional, los 26 centros públicos de investigación coordinados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) recibieron un incremento de 26.9 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 en comparación con los recursos destinados en 2018, al pasar de 5 mil 788 a 5 mil 814.9 millones de pesos. Con 2 mil 500 investigadores, técnicos y académicos distribuidos en 30 entidades y más de 40 ciudades, son también el principal instrumento de política pública para impulsar un modelo de descentralización del desarrollo científico y tecnológico en el país. A lo que se suma la formación de recursos humanos altamente especializados, pues en 2018 la meta fue graduar a mil 514 estudiantes de posgrado. Pese a ello, el Conacyt sólo destinará 23.5 por ciento de los 24 mil 764.7 millones de pesos con que contará para operar este año, y que contempla un recorte de 2 mil 461.2 millones, en comparación con la inversión que se destinó el año pasado. En el PEF 2018 el presupuesto destinado a los 26 centros públicos de investigación representó 21.3 por ciento de sus recursos, mientras que en 2019 alcanzó 23.5 por ciento, es decir, un incremento de sólo 2.2 por ciento. De acuerdo con la estrategia programática del Conacyt en el PEF 2019 una de las prioridades será apoyar proyectos en los que se fomente la vinculación de las instituciones de educación superior y los centros de investigación “entre sí y con empresas, para aprovechar

el conocimiento y las sinergias que se generan”. El Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt, integrado por 26 centros especializados en los principales campos del conocimiento, afirma el gobierno federal“trabaja bajo un modelo ágil, eficiente e integral de generar infraestructura y capacidades para acompañar el desarrollo regional, el crecimiento de sectores industriales clave, el florecimiento de las zonas económicas especiales, el diseño de políticas públicas y, en general, de hacer más efectivo el aparato científico y tecnológico del país”. En cuanto a los programas que impulsará el Conacyt en 2019, se detalla que el Programa de Fortalecimiento Sectorial de las Capacidades Científicas, Tecnológicas y de Innovación contará con un presupuesto de 364.5 millones de pesos, monto que se puede duplicar con recursos concurrentes que apoyen dependencias y entidades del gobierno. También se darán recursos por 256.9 millones de pesos al Programa de Estímulos a la Innovación Tecnológica para Incrementar la Productividad de las Empresas para apoyar 70 proyectos que incentiven la inversión privada para la realización de actividades de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación en todo el país. Con el Programa de Fomento Regional de las Capacidades Científicas, Tecnológicas y de Innovación se contará con 344.6 millones de pesos con lo que se espera emitir 30 convocatorias para apoyar 60 proyectos estratégicos de alto impacto para atender las demandas específicas y fortalecer las capacidades de las entidades federativas, municipios y regiones en materia de ciencia, tecnología e innovación.

SIESTA CON LOS REVOLUCIONARIOS

▲ Un trabajador toma una siesta cerca del Monumento a la Revolución, en Ciudad de México. Foto Cristina Rodríguez

Sin recibir ningún tratamiento, 50% de las personas epilépticas: OMS LAURA POY SOLANO

A pesar de ser uno de los trastornos neurológicos crónicos más comunes en el planeta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 50 por ciento de las personas que padecen epilepsia no reciben ningún tratamiento. Al dar a conocer los datos más recientes sobre el estado de esta enfermedad, destacó que al menos 50 millones de personas tienen epilepsia, y de ellas 5 millones viven en América Latina y el Caribe. Al respecto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS)

estima que dos terceras partes de los países de la región no disponen de un programa para la atención de la epilepsia en el sector salud y 80 por ciento no tienen una legislación apropiada relacionada con este mal, por lo que aún existen marcos legales discriminatorios y carentes de fundamento científico en el trato que se le da a estos pacientes. En el documento El abordaje de la epilepsia desde el sector de la salud pública. 2018, elaborado por la OPS y la OMS, alerta que uno de los problemas clave para el tratamiento de esta enfermedad son las limitaciones en la identificación,

manejo y seguimiento de los casos de epilepsia en la atención primaria de salud. A ello se suma que en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe el nivel secundario o especializado para atender estos pacientes tiene serias limitaciones o es casi inexistente. Las organizaciones multinacionales recomiendan a los estados miembros elaborar y aplicar un Programa Nacional para la Atención de la Epilepsia que ayude a los pacientes a acceder a una adecuada ayuda médica. La epilepsia es una enfermedad neurológica crónica que afecta a

personas de todas las edades y se caracteriza por provocar crisis de forma recurrente. Sus causas son múltiples, en algunos casos subyace una base genética, pero otras causas frecuentes de la epilepsia son el daño cerebral causado por lesiones prenatales o perinatales (falta de oxígeno o por traumatismos sufridos durante el parto). También se puede detonar esta enfermedad por anomalías congénitas o malformaciones cerebrales, traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares, infecciones neurales tales como las meningitis, encefalitis y neurocis-

ticercosis, así como los tumores cerebrales. Sin embargo se estima que en alrededor de la mitad de los casos no se puede determinar una causa específica para el desarrollo de este mal. La OMS estima que cada año se diagnostican en el mundo dos millones de casos nuevos. Los estudios indican que la incidencia anual en los países desarrollados es aproximadamente de 50 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que en los países en desarrollo esta cifra casi se duplica a 100 por cada 100 mil.

Profile for La Jornada Maya

La Jornada Maya · lunes 28 de enero de 2019  

La Jornada Maya · lunes 28 de enero de 2019  

Advertisement