Page 24

LA NETA...

del lugar, llamado “les Bouillens”. La leyenda dice que Aníbal, después de atravesar España con su ejército dispuesto a intentar conquistar Roma, decidió hacer una parada al lado de lo que mucho más tarde sería “les Bouillens”. El sitio le pareció ideal; su ejército pudo saciar su sed con el agua de un manantial gaseoso que los soldados consideraron especialmente refrescante. El dominio de “les Bouillens” pasó a ser propiedad de la familia Granier en 1769. Alphonse Granier fue el primero en interesarse por el manantial. Su explotación empezó con el decreto firmado en 1863 por Napoleón III. El agua del manantial recibió el reconocimiento de agua mineral natural. Gracias a numerosos científicos, que pusieron de manifiesto las propiedades terapéuticas del agua con gas, empezaron a llegar al dominio los primeros clientes. Pero

3 24 40

en 1869, un incendio arrasó las instalaciones de Vergèze y, a pesar de los intentos de Alphonse Granier, el manantial dejó de funcionar en 1884. En 1898, Louis-Eugène PERRIER pasó a ser el propietario del manantial de Les Bouillens. Este médico, político y ferviente defensor de las virtudes de las aguas termales adquirió el manantial y el Establecimiento Termal de Vergèze, rebautizados como Société des Eaux Minérales, Boissons et Produits Hygiéniques de Vergèze... Para envasar y transportar un agua que contenía tres veces su volumen de gas, el médico fabricó una botella de cristal con un tapón totalmente hermético. Quedaba un reto mayúsculo: vender agua a unos franceses que, básicamente, bebían vino. Además, el médico se enfrentaba a la escasez de recursos financieros. Entonces conoció a St John Harmsworth, y surgió el flechazo. Harmsworth abrió las puertas

Profile for DONDESIGN_REVISTA

DONDE'SIGN 28 (FEB-2015)  

Revista digital de arte, diseño y publicidad

DONDE'SIGN 28 (FEB-2015)  

Revista digital de arte, diseño y publicidad

Profile for jeandoko
Advertisement