Page 85

cinco reales y medio que pongo a la disposición de VS. para el auxilio de nuestros desgraciados ermanos, quedando a mi cargo recolectar en lo sucesivo las cantidades, que nuestros amigos gustaren ofrecer para tan piadoso fin. Dios gus a VS.ms.años Campamento del Miguelete veinte y nueve de mayo de mil ochocientos Once. Santiago Figueredo …”. 19 En cuanto a actuación militar, el propio Artigas se expresaba en el comunicado a la Junta Gubernativa de Buenos Aires, el 30 de mayo de 1811, al informar sobre la victoria de Las Piedras: “… como prueba nada equívoca de los rasgos singulares que he observado con satisfaccion, no olvidare hacer presente a V.E. los distinguidos servicios de los presbíteros Dr. D. José Valentín Gómez, y D. Santiago Figueredo, curas vicarios, éste de la Florida, y aquél de Canelones; ambos no contentos con haber colectado con activo zelo varios donativos patrióticos, con haber seguido las penosas marchas del exército, participando de las fatigas del soldado, con haber ejercido las funciones de su sagrado ministerio en todas las ocasiones que fueron precisas, se convirtieron en el acto de la batalla en bravos campeones, siendo de los primeros que avanzaron sobre las filas enemigas con desprecio del peligro, y como verdaderos militares …”. Por su parte, el soldado Mariano Lavandeira diría años después: “… el Clérigo D. Santiago Figueredo, (…) desempeñó con mucha energía y más exaltación, el doble oficio de Capellán del ejército y Ayudante de campo.[…] Esto no es broma, lo vi esa misma noche, que no se le entendía lo que hablaba según la ronquera por tanto grito durante la acción y animando la tropa ….”.

D)

Pequeños estancieros y pobladores de grandes suertes de estancias y tierras realengas Los pequeños estancieros y pobladores instalados en las estancias realengas y en las

pertenecientes a los grandes terratenientes establecidos en la ciudad – puerto también estuvieron presentes en el ejército oriental. Su participación fue de índole económica y personal. En lo referente al primer aspecto proporcionaron ganado para el sustento de la tropa y aportaron en las suscripciones reunidas en favor de la revolución. En el segundo, formaron parte de la fuerza de ataque.

E)

Población negra e indígena La población negra también se adhirió en gran proporción al movimiento; huyendo de

su situación de esclavitud se unió a él, aunque un número reducido permaneció junto a sus “amos”. 19

Archivo General de la Nación Argentina, Doc. 70.

85

El Despertar de la Banda Oriental  
El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

Advertisement