Page 64

Montevideo ostentaba el control del río, y la ciudad era inexpugnable para un ejército sitiador de escasa artillería terrestre, que no contaba en absoluto con material para la guerra naval, pero sobretodo, que no poseía intenciones marcadas de destrucción. Los patriotas poseen excelente capacidad de movimientos y no tienen limitaciones en el terreno de maniobras, acceso a alimentos y agua procedentes de la campaña con la que tienen contacto directo y relacionamiento, pero se ven limitados en el aprovisionamiento militar, ya que, los principales ríos permanecen bajo control realista, y patrullados por la escuadra y sus escuadrillas de incursión. Por todo esto, las fuerzas revolucionarias se limitaron fundamentalmente a asegurar el control de los accesos terrestres a la ciudad, de manera que, se dificultara la provisión de alimentos y principalmente, de agua ya que, contaban con aljibes y los aguateros constituían una figura característica de aquel Montevideo trasladando el agua procedente de la “Aguada” y los “Pozos del Rey” exteriores a la muralla. e.- Aplicación Táctica Se emplea por parte de los revolucionarios la posibilidad de hostigamiento de los bastiones realistas mediante la artillería bombardeando la plaza, de día con sus cañones y de noche, al permitirse una mayor aproximación, con los morteros. Cuando a mediados de año, la escasez de pólvora hacía prever el fin del bombardeo, se concibió un plan para efectuar una incursión a la Isla de las Ratas ya que era una batería de extramuros, con depósito de pólvora y con posibilidad de ser, mas fácilmente asediada, y para la operación, se conformó una fuerza de voluntarios, incluyendo los bogadores procedentes de los diversos cuerpos que participaban del bloqueo y la colaboración de ciudadanos. 3.- LOS PROTAGONISTAS

a.- Pablo José Zufrietegui Más de Ayala Nace en Montevideo entre el 23 y el 25 de Enero de 1783.

Sus padres fueron:

Francisco de Zufriategui, procedente de Eibar, Guipúzcoa, España, y Catalina Más de Ayala. A los 20 años, ya estaba incorporado a la Armada Española participando contra la primera invasión inglesa de 1803. En 1805 embarca como pilotín en la fragata “Dolores”, que en viaje a la India, apresó varios barcos en costas africanas. Fernando VII por cédula real le concede en 1805 (con 22 años) el empleo de Subteniente de Artillería de Ingenieros. En 1807, efectuando operaciones de corso contra los buques británicos que sitian Montevideo, es tomado prisionero y enviado a Gran Bretaña.

En 1808 pasa a España y

participa en acciones contra la invasión napoleónica. A fines de 1809 regresa al Río de la Plata y haciéndose eco de la Admirable Alarma lo encontramos tomado parte en la Batalla de las Piedras en mayo de 1811. Con las fuerzas de Las Piedras, viene a Montevideo y participa del sitio y es en este momento histórico que tiene lugar el hecho que hoy trataremos.

64

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

Advertisement