Page 56

un almacén general y de pólvora, varios cuarteles y cocinas.

En 1779 su guarnición se

componía de un oficial, 300 blandengues como fuerza antidesembarco, y artilleros veteranos para el servicio de las plazas. Las inundaciones de 1783 y el retiro de la artillería a Buenos Aires motivaron el abandono del puerto, pero en 1800 se inició la construcción de una batería de 42 varas de frente, equipada con 8 cañones. (4) Durante 1810 Strangford contuvo las ambiciones expansionistas portuguesas como parte de la política de Inglaterra de lograr una completa pacificación de la región del Plata con el fin de ser la mediadora entre España y sus colonias insurrectas. Los mercaderes británicos establecidos en Buenos Aires, con sus empresas proveyeron réditos a la Junta y también proporcionaron a la opinión pública en Inglaterra un vivo interés en el éxito del nuevo gobierno. Finalmente, una escuadra naval británica estacionada en el Plata con el propósito de mantener los intereses británicos actuaba en apoyo de Buenos Aires mantuvo a los barcos mercantes a salvo de toda molestia española. (5) Su tripulación fue sumamente heterogénea, dado que los criollos no eran muy amantes de las nobles faenas del mar, de manera que se echó mano de todo aquel que se presentara, independientemente de su nacionalidad. (6) Salazar expresa que la sublevación de Artigas se produjo después de sostener un altercado con el Comandante de Colonia, Brigadier Vicente Muesas. En el siguiente párrafo se puede apreciar la opinión que el jefe del Apostadero tenía del capitán de Blandengues. ”… Artigas era… el niño mimado de los Gefes, porque para todo apuro lo llamaban y se estaba seguro del buen éxito porque tiene un extraordinario conocimiento de la campaña como nacido y criado en ella en continuas comisiones contra ladrones, Portugueses y además está muy emparentado y en suma diciendo Artigas en la campaña todos tiemblan: este hombre insultado y agraviado sale vomitando furias, desaparece y cada pueblo por donde pasaba lo iba dexando en completa sublevación, pásase a Buenos Aires, y dice a la JuntaVms. No han sabido hacer la guerra a Montevideo, yo me atrevo con muy pocos auxilios a revolucionar toda la Banda Oriental, cortar las carnes y trigos a Montevideo y obligarla a que se entregue, en efecto vuelve y en un momento como encuentra los ánimos dispuestos, todos los pueblos se sublevan …”. En: Martínez Montero, Homero: El Apostadero de Montevideo. Madrid 1969. pág.161. (7) Proclama de Artigas a sus compatriotas al iniciar su campaña en Mercedes el 11 de abril de 1811. “Leales y esforzados compatriotas de la Banda Oriental del Río de la Plata: vuestro heroico entusiasmado patriotismo ocupa el primer lugar en las elevadas atenciones de la Exma. Junta de Buenos Aires, que tan dignamente nos regentea. Esta, movida del alto concepto de vuestra felicidad, os dirige todos los auxilios necesarios para perfeccionar la grande obra que habéis empezado; y que continuando con la heroicidad, que es análoga a vuestros honrados sentimientos, exterminéis a esos genios díscolos

56

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

Advertisement