Page 44

Respecto de la tenencia de la tierra, el gobierno ordenó a todos los estancieros que

JOSE ARTIGAS

exhibiesen los títulos de propiedad de la misma. Los que no pudieran hacerlo deberían pagar el precio de compra de su finca, la que era subastada como propiedad real en caso contrario. Elío acudió a

un sistema de contribuciones en

términos aún más radicales que los empleados hasta entonces, por lo que los

hacendados se

sintieron sumamente amenazados. Así fue como la mayoría de ellos directa o indirectamente, apoyó la rebelión: Durán, García de Zúñiga, Barreiro, Espinosa, y muchos otros aportaron sus recursos para la causa revolucionaria y la apoyaron en los años siguientes, Elío parecía ignorar las causas profundas de la rebelión rural, en la que se conjugaban tanto la

opresión

económica

que

prácticamente

Montevideo había ejercido sobre la campaña desde su fundación, el desconocimiento de los fueros y atribuciones de los ayuntamientos; y las levas y contribuciones forzosas sufridas desde tiempo atrás, pero agravadas por aquellos días. Aunque el 12 de febrero de 1811 el pequeño pueblo de Belén, situado en el noroeste e la Banda Oriental junto al río Uruguay, había sido el primero en

pronunciarse contra la

dominación española con su Comandante Militar Francisco Redruello a la cabeza,

y ese

mismo día había sido abortada por Michelena una insurrección alentada por el clero en el puerto fluvial de Paysandú, la sublevación general se inició formalmente el 28 de febrero, cuando un centenar de milicianos y paisanos a caballo arengados por el capataz de estancia Pedro Viera y el cabo de milicias Venancio Benavides, se pronunciaron contra los españoles a orillas del Arroyo Asencio, próximo a la villa de Mercedes. Varios jefes militares de las filas realistas, pero con gran ascendiente en la campaña oriental, secundaron la rebelión en toda la campaña. Tal el caso de Artigas, Capitán de Blandengues destacado en la guarnición de Colonia, quien desertó el 15 de febrero y se dirigió a Buenos Aires para ofrecer sus servicios a la Junta.(6) El 8 de marzo de 1811 fue promovido a Teniente Coronel, pero el gobierno no fue demasiado generoso, ya que solamente le entregó 200 pesos y 150 hombres para organizar la rebelión en su provincia natal. Los hacendados orientales confiaban en él debido a sus orígenes como estanciero y porque sus éxitos militares antes de 1811 habían llevado la ley y el orden al campo, pero recibió poco apoyo desde Montevideo. Allí tenía opositores entre armadores y fleteros, como

44

Profile for Fundación  Histarmar

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

Profile for histarmar
Advertisement