Page 21

Balcarce

Belgrano

Elío

José Artigas y Rafael Ortiguera, oficiales de Blandengues destacados con las fuerzas españolas acantonadas en Colonia del Sacramento, a raíz de un enfrentamiento con el Gobernador, Brigadier Muesas, desertaron y se trasladaron a Buenos Aires ofreciendo su concurso a la Junta de Mayo para lograr la emancipación de la Banda Oriental, lo que fue aceptado, otorgándole a Artigas el grado de Teniente Coronel junto con una suma de dinero y el apoyo de 250 integrantes del Regimiento de Patricios, con los que regresó a la Banda Oriental, cruzando el río Uruguay en las cercanías de Paysandú. A todo esto. Las voces y alaridos de guerra llenaban los ámbitos de la Banda Oriental, surgidos del interior de los frondosos montes, de las rústicas sierras, de rancherío en rancherío, blandiendo lanzas y cuchillos, empuñando viejos trabucos. Estos paisanos, salidos no se sabe de donde, llegaban de todas partes, los mismos que desde tiempos remotos han vivido en el ejercicio constante del músculo, familiarizados con el peligro y sus emociones, reacios de alma y cuerpo, voluntarios en todas las justas, afirmados en los estribos imponiendo a golpe de lanza sus pasiones y la fama de su audacia, dueños y señores de las cuchillas. El Alférez de Blandengues de la Frontera Justo Correa, antiguo compañero de José Artigas, que se hallaba en Capilla Nueva de Mercedes recuperándose de sus dolencias, capitalizó las inquietudes independistas de los vecinos de liberarse del yugo hispano.

A

principios de 1811 se le presentó un paisano, vecino de la zona, de nombre Pedro José Viera (conocido como “Perico el Bailarín”), natural de Vimao, Río Grande del Sur, comunicando que estaba con una partida de hombres de su confianza dispuestos a combatir.

21

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

El Despertar de la Banda Oriental  

Seminario del año 2011

Advertisement